El psicoanálisis considera que lo que para uno es un trauma no tiene porqué serlo para otro, y si lo es, no lo es por las mismas razones.