Psicoanalista Malaga Genoveva Navarro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy quiero hablar de una frase muy utilizada como orientación para la vida, que merece ser entendida minuciosamente, porque si no sólo será una frase más, de esas tan bonitas que nos parece que encierran la clave de la felicidad. Una frase, como muchas otras, peligrosamente bonita, porque su apariencia de sencillez puede arrojarnos a fustigarnos con desprecio y culpa: si hay algo que es tan fácil y yo no puedo, será que soy tonto.

 

La frase en concreto es “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, que por cierto es de Albert Einstein. Una verdad aplicable a esas situaciones que nos generan alguna dificultad o incomodidad. Equivaldría a decir: si quieres que algo cambie, tendrás que hacer algo distinto a como venías haciéndolo.

 

Es sabido que el ser humano tropieza más de dos veces y muchas más, en la misma piedra. Seguro que no es porque sea torpe, ni por comodidad, ni porque sea obstinado. ¿De cuantas maneras distintas has intentado ya perder peso y siempre acabas saltándote la dieta? ¿Cuántas veces has dicho que quieres una pareja estable y siempre acabas dejándolas porque eliges a la persona equivocada? ¿Cuántos cursos de formación distintos has empezado para sentirte realizado y has acabado abandonando y frustrado por nunca finalizar ningún curso?

 

Muchas veces reconocemos el problema, buscamos varias soluciones y las ponemos en práctica. Y sin embargo sigue sin ser suficiente. ¿Por qué acabamos repitiendo acciones que van en contra de lo que queremos? Para no acabar haciendo siempre lo mismo, para escapar de la repetición hay que observar detalladamente la trama con que está tejida nuestra vida. Una trama que suele permanecer invisible, pero no por invisible es inexistente.

 

Es preciso aclarar, que si bien hacer cosas distintas a las que veníamos haciendo es muy interesente, no es garantía de alcanzar el objetivo que deseamos, porque hay cosas que requieren algo más que la introducción de un cambio, y porque hay cosas que simplemente no las vamos a conseguir.

 

El psicoanálisis resulta una herramienta muy potente para volver visible lo invisible, para aquellos que quieran descifrar los enigmas que le habitan, para saber algo más de lo que ignoramos de nosotros mismos. Una posibilidad de entender la vida de otra forma, y poder hacer algo distinto con la propia vida.

 

 

Escrito por Genoveva Navarro
Psicologa Psicoanalisita
Nº Colegiada AO- 5262
Telf 605 963 410