Es muy frecuente encontrar parejas que se separan aún queriéndose. Algunos ignoran y otros olvidan que las relaciones de pareja hay que forjarlas día a día. Una pareja no rueda por el simple hecho de establecer una relación con otra persona. Si no se tiene en cuenta este trabajo diario, y además uno de los miembros de la pareja, o los dos, disponen de una “compleja vida anímica”, la relación está abocada a la penuria, las dificultades, y el dolor.

Se puede tener una relación de pareja satisfactoria. Si quiere tomar ese camino, comience su psicoanálisis. A veces uno va terapia para salvar su relación. Pero otras veces uno decide ir a terapia de pareja para poder separarse, para separarse civilizadamente, sufriendo lo menos posible, y si hay niños, causando el menor daño posible.

Discusiones constantes, hartazgo, aburrimiento, celos, incomunicación, falta de habilidades para comunicarse, problemas sexuales…Si quiere que las cosas sigan así, no haga nada. Si quiere que en su vida empiecen a pasar cosas diferentes, pida cita.

Para que algo cambie en la situación de pareja, no es necesario que los dos implicados acudan juntos a terapia. En ocasiones es el terapeuta el que recomienda que cada uno haga la terapia por separado. Es frecuente que cuando la terapia se realiza de modo conjunto, los interesados pasen el tiempo discutiendo y reproduciendo sus síntomas, sin poder llegar a aclarar nada.

Otras veces la terapia de pareja se lleva acabo de forma individual, porque los propios interesados lo piden. Porque de este modo se van a sentir más libres para hablar, no se van a sentir coartados ni reprendidos por la pareja, y así evitan caer una vez más en lo mismo de siempre.

No vaya a terapia para que el profesional haga de juez y valore si es usted o su pareja quien tiene la razón. La terapia tampoco le va a ofrecer herramientas para conseguir imponer su criterio sobre el otro y así poder hacer lo que usted quiere. Sin embargo la terapia va a permitir trabajar a cada uno, sobre su ideología del amor, de la familia, del trabajo, develar los condicionantes, los determinantes, saber en que dirección se está y a partir de ahí, saber hacia dónde se quiere ir. La terapia también va a permitir conocerse mejor, conocer algo del psiquismo humano, y eso se va a traducir entre otras cosas en una mayor aceptación y tolerancia hacia el otro, aceptar que cada uno es único.

 

Genoveva Navarro Psicoanalista Málaga Mijas 

 

Si quieres saber sobre  psicoanálisis puedes leer más aquí http://www.tudivan.com/home/
Si quieres saber sobre psicoanálisis para adultos, puedes leer aquí http://www.tudivan.com/adultos/
Y si quieres leer más sobre el psicoanálisis para niño y jóvenes puedes leer aquí http://www.tudivan.com/jovenes/
Si deseas más información no dude en escribir a info@tudivan.com o llamar al 951 91 81 21

Genoveva Navarro Psicologo Psicoanalista
Atendemos en Malaga y Mijas

Genoveva Navarro Psicologo Psiconanalista, tratamiento de pareja,  en Malaga y Mijas